Amigos de este Blog

domingo, 4 de diciembre de 2011

Trueque

He cambiado todos mis objetos
por un puñado de recuerdos.


Gasté todo lo heredado
en inútiles usos


el amor, los buenos sentimientos,
la honradez, la felicidad adolescente,
los cantos de sirena
que me llevaron al patíbulo.


Soy un desierto desnudo
por cientos de dunas cubierto.


Ahora 
no me queda nada,
quizás un gemido,
una bala en la recámara,
el corazón malherido,
unos mocasines viejos
y un camino 
con posos de agonía.


Carlos Gargallo (c)

8 comentarios:

M.Flores dijo...

Los finales de tus versos son siempre lapidarios y un golpe de pecho para las emociones. Me gustó.

J.Lorente dijo...

Los Recuerdos, las Vivencias... Son el único Patrimonio verdadero, el que no nos abandona.

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Buenas noches Carlos.
Cuánta tristeza y desengaño expresa esta Poesía
A veces nos apegamos a las cosas o personas.
Dicen que los apegos no son buenos.
Te deseo que tengas una buena semana.
Cuídate mucho.
Besos, Montserrat

Prosperar dijo...

muy apreciable el contenido de tu blog. Te invito a incluirlo en un completo directorio para blogs que recoge distintas tematicas segun los gustos de los lectores. la direccion es www.buscarblog.blogspot.com, saludos cordiales!

enletrasarte(Omar) dijo...

melancolía pura,
muy bueno,
saludos

Sensaciones dijo...

ains...la vida, los momentos que dejamos...el ahora...y ese camino...
un corazón malherido...unos brazos que lo cuidan y una vida que no para


me gustó venir... y como siempre me encantó leerte!!

Un beso!!

Jose Ramon Santana Vazquez dijo...

...mantenerlos Carlos hasta el final,un saludo. j.r.s.

Scarlet dijo...

Vacío, consecuencia de quién no supo valorar.

Hermosa poesía.