Amigos de este Blog

domingo, 8 de enero de 2012

La mujer rubia y alta

La mujer rubia y alta
blandía la sonrisa
en los horizontes perdidos.

Era campo de estrellas,
ración de universo.

La mujer rubia y alta,
cantaba en mis primaveras
que solo fueron una,
más allá de todo aquello,
dos partes de corazón
                            en un mismo pecho.

La mujer,
que era mucho más mujer
que yo o cualquiera, hombre,
besaba como la diosa del Sol,
como el Sol, cálida, intima, brasa.

La mujer rubia y alta
lo seguirá siendo en mí para siempre.

...Y yo,
           tan inmensamente pequeño.

Carlos Gargallo (c)

5 comentarios:

Antonio dijo...

Rubia es belleza y alta es grande, imponente, soberbia... la mujer bella e imponente siempre atrae y tu verso muestra esa atracción irresistible.
Saludos

ArteDeAmar dijo...

Huellas que ha dejado esa mujer en tu corazón, te felicito.
Bello tu escrito.
Besitos de Arte.

M.Flores dijo...

Muy hermoso y suena a ilusión que perdura.
Saludos.

Maica dijo...

Escribes con mucha sensibilidad como los grandes. Seguiré leyéndote.
Saludos.

CHARO dijo...

Bonito poema......esa rubia te dejó muy "marcado".Saludos