Amigos de este Blog

sábado, 9 de febrero de 2008

A CORAZÓN ABIERTO



A CORAZÓN ABIERTO

Tengo un corazón,
sí, yo sé que lo tengo
porque a veces
casi no late por la tristeza.
Lo sé también
porque duele,
duele hasta hartarse
de saberse y no poder,
de querer y no saber,
de no vivir y ser vivido,
de la soledad de estar rodeado,
de amar a escondidas,
de esconderse sin querer
y no ser sanado.
Mi corazón no es un gran corazón,
es mucho menos que pequeño.
En el solo caben todos los Hombres,
todas las ciudades y paisajes,
todos los sufrimientos,
todos los dolores, incluidos los míos.
Mi corazón nunca sabe
como salir de estas o aquellas cosas
que lo maltratan, no comprende
tantas y tantas contrariedades.
Él es pobre, porque quiere
tener lo que más anhela
y no puede.

Tengo un corazón que canta
canciones todas para recordar.
Poemas para no olvidar
a quien otro corazón sabe.
Pero mi corazón,
en lo más profundo,
es el corazón más libre,
el más pequeño
de los pequeños
grandes corazones,
de esos que saben
saberse amados
ni aún que la muerte
los separe.

Escuchad.
Escucharlo.
Aún late, aún,
a corazón abierto.




Carlos Gargallo ©

3 comentarios:

M. Jose dijo...

Hola Carlos, QUE PEDAZO DE POEMA.
Un beso
Jose

Poeta Carlos Gargallo dijo...

Lo de pedazo lo dices por lo lorgo ¿no?, jejejejejeejje, es broma, gracias querida amiga, un abrazo.

Alicia dijo...

Gracias por regalarme tu poema. Lo tomé prestado y está publicado sin apellido en mi blog. Creo que es mi corazón el que inspiró tu poema.Gracias, de nuevo, por escribirme.