Amigos de este Blog

martes, 7 de abril de 2020

LA MEMORIA

LA MEMORIA
¿Qué puedo decir de la memoria...?
Me ahoga, me atrapa, me vence, me hunde,
me miente, me corroe, me deja por los suelos...
¿Qué puedo decir de quien me amaba?
Que duele, que sangra, que cierra los labios
hasta amoratarse, que sufre, que calla, que odia, que atrapa.
¿Qué debo decir?
No me acuerdo. Mi maldita memoria.
Algo me dice que puedo estar a tiempo,
ella ha venido desde el amor y puede ayudarme.


(c) Carlos Gargallo.

Qué solas están las hamacas de la playa en invierno.

Qué solas están las hamacas de la playa en invierno.
Qué solo está el mar en invierno.
Porque la soledad es algo intrínsecamente
vacío
yo, estoy viviendo en ella.
Lame las heridas de este viejo cretino
que se derrumba
al mismo tiempo que los atardeceres,
dando notas de violín agrietado.
Cuando no soy capaz
ni de adoptar un perro
por si se muere.
Danza de sombras
por las habitaciones de la casa
con fantasma sobre la cama.
Qué solo se queda uno
cuando llega la despedida de los amigos
y nos decimos
hasta mañana.


Carlos Gargallo (c)

A TI

A ti
que te encuentro de repente mirando por mi ventana
creyendo en la magia de los adolescentes besos
con unos labios de fresa pegados a mi teléfono.
Sabiéndote dueña y señora
de tanta feminidad esparcida,
de tanto canto de ruiseñor en los ojos
y gaviotas por las playas.
Dulce voz en la penumbra,
suaves y delicadas sábanas recién planchadas
a la espera del amor del que tanto hablas.
Bálsamo y agua que me calma
este corazón tan destrozado,
la ilusión hecha fuente del milagro.


Carlos Gargallo (c)

viernes, 7 de diciembre de 2018

POESÍA EN NAVIDAD

Aún estás a tiempo. Si te gusta la poesía, no te pierdas " la voz incierta". (Casa del Libro ) y en MurciaLibro.




miércoles, 9 de mayo de 2018

PALABRAS DE GOZO

PALABRAS DE GOZO


Para alcanzar el tiempo que vuela
en la palabra dada, en armonía,
sobre la frente abierta,
el corazón en bandolera
que redime, al mismo tiempo.
Hay gozos
que gritan a la brisa ligera
por las azules ramas;
hay un límite sagrado
que no perturba
nuestro sueño.
Lápices afilados
derrochando estas palabras
que ahora te escribo.


Carlos Gargallo (c)

miércoles, 22 de noviembre de 2017

PUDIERA SER

PUDIERA SER

Quizás sea,
que hay un ritual mágico en la mirada,
o la sonrisa tierna
de tantas caricias
revoloteando en el deseo mismo
que nos llama.
Pudiera
estar pensando en el devenir
de los cantos ocultos
que nos asemejan en la distancia,
o la levedad que me sube al firmamento
cuando te beso, como aleteo mágico
del colibrí, en busca
del néctar aterciopelado
de tus labios.
Quizás.


Carlos Gargallo (c)

domingo, 28 de mayo de 2017

Hasta que mis ojos dejen de llover,

y los mantengo profundamente cerrados,
para que nadie mire tu imagen.
Y enlacé mis brazos en torno a tí
Como pámpanos.
Te regalé la flor
de mi cuerpo,
A todas mis mariposas
ahuyenté hacia tu jardín.
Siempre caminé a través de granadas,
a través de tu sangre vi
al mundo por todas partes arder
De amor.
Robo en las noches
las rosas de tu boca,
que ningún hombre te beba,
tu eres mía, tú lo quieres,
yo,
para siempre.


Carlos Gargallo (c) Para Neri, mi no tan imaginaria querida.

martes, 13 de septiembre de 2016

NADA SIN TI

                               

Llegas amor, cuando la vida nada  me ofrecía,
tu eres rosa, yo, espinas. 

Que cada mañana amaneces  de rocío
húmeda tierra azulada
dando al tiempo sus minutos,
sus relojes encendidos,
y me ofreces todos los frutos dorados
de tu piel, la rojez de tus besos, millones de suspiros.

Nada había sin ti,
ni un sueño transformado en vida.


C. Gargallo (c)



jueves, 11 de febrero de 2016

POEMA DE ABRIL PARA UN MES DE FEBRERO



En la espera de un sueño posible
se desnudan los árboles con sus pechos desnudos
                                                           y los brazos agitados.

Recorre el viento las calles,
orando la flor, el regreso de la vida,
su historia de comienzos de febrero pasado,
disfrazada de intermitentes horas de dulzura y amargura
                                                                                         a tiempos iguales.

Un poeta ejerce saltos mortales
y camina por la cuerda floja
sobre un rayo de luz temprano;

rie a la vida como mejor sabe, sintiéndose abril,
primavera cercana.

Carlos Gargallo (c)