Amigos de este Blog

jueves, 4 de septiembre de 2008


NO QUIERO
/A Mariano Gargallo, que allí quedó para siempre dormido.




Hoy no hablaré del mar.
No diré que tiene voz
de presagio de tormenta
ni de su sal que cicatriza heridas.
No, hoy no hablaré del mar.
Tampoco diré, que hubo un tiempo
que su presencia me congelaba la sangre,
ni que su olor se me hizo podredumbre,
o que lo odié hasta la misma muerte
en aquellos ciento veinte días
de desesperación contenida.

Hoy no quiero hablar aún del mar.


Carlos Gargallo ©

5 comentarios:

M. Jose dijo...

Buen poema y buena la información que nos dejas en cuanto a literatura.
Un beso
MJ

M. Jose dijo...

En mi blog, de la danza, tienes una cosa para ti, pasa y lo recoges, está en el lateral.
Un abrazo
MJ

Francisco Javier Illán Vivas dijo...

Hola.

Interesante bitácora que veo incluyes con un muntón de información complementaria.
Mis felicitaciones desde La cólera de Nébulos, y ya sabes, si quieres, nos enlazamos.

Alicia María Abatilli dijo...

Pues no lo hagas aún, quizás no es tiempo.
Llegará el día que puedas hablar de él, hasta convertirte en parte y en todo.
Un abrazo.
Alicia

Sibyla dijo...

El mar, la mar
siempre inspirando...
aunque sean negativas!

Bendita poesía!

Un afectuoso saludo:)