Amigos de este Blog

martes, 9 de septiembre de 2008

TRASNOCHANDO EN EL MUSEO

09/09/2008
La poesía inunda esta noche el jardín del Museo de la Ciudad

Fuente: Ayuntamiento de Murcia

Mañana comienza el octavo Seminario sobre folklore y etnografía, programado dentro del XLI Festival Internacional de Folklore en el Mediterráneo
Comienza el XLI Festival Internacional de Folklore en el Mediterráneo. Además del encendido de la Antorcha de la Amistad y de los primeros desfiles de los grupos participantes por las calles de la ciudad, esta noche empieza ‘Trasnochando’, ciclo de lecturas de poemas y textos literarios que, en esta edición, tiene como tema central el viaje. Toda la actividad se desarrollará en el jardín del Museo de la Ciudad.
A partir de las 24 horas de hoy se podrán escuchar poemas relacionados con la Poesía del Viaje Soñado que serán leídos, entre otros, por Isabelle García Molina, Juan Ángel serrano Masegoso, Antonio Parra o José Miguel Colmenero.
Mañana será el turno de la Poesía de la Experiencia del Viaje con la intervención de Inma Martín, Jesús Fuentes Ródenas, Carlos Gargallo y Antonio Soto, entre otros.
El ciclo se cerrará el jueves con Poesía del Viaje en la Memoria. Esa noche los encargados de recitar las poesías serán Lucía Hernández, Santiago Delgado, Fuensanta Muñoz Clares y José Gabriel Cantabella, entre otros.
Mañana empezará también el octavo Seminario sobre Folklore y etnografía. A partir de las 19.30 horas, en el Museo de la Ciudad, se leerán las ponencias ‘Sobre la fiesta del Corpus Christi en tiempos de los Reyes Católicos’, de Consuelo Prats y ‘Recuerdos de un huertano que aún lo es’ de Antonio Rosell, El Lirios.
En la segunda jornada del seminario, que tendrá lugar el jueves, Emilio Estrella leerá ‘Una mirada por las calles de Murcia y sus gremios’, mientras que José Buitrago hablará sobre el ‘Sistema tradicional de predicción del tiempo a través de la naturaleza. Las cabañuelas’.
El acceso será libre hasta completar el aforo.

1 comentario:

Francisco Javier Illán Vivas dijo...

Pues que los poemas os permitan dormir bien poco. ¡Ojala pudiese acudir a escucharos!