Amigos de este Blog

jueves, 20 de noviembre de 2008

Te pregunto

Yo me pregunto entonces
si cuando hablas de amor,
cuando insistes,
sabes de esa sonrisa tuya
como dulce algodón que me atrapa.
Te pregunto,
porque pareces no darte cuenta
que me sabe a locura,
a latido en una cardiopatía de amor
con signos de llegar a morir entre tus brazos.
No, no pienses que deseo curarme,
al contrario;
dame constantes oxigenados besos
para que ese éxtasis de agonía
se prolongue en los años.

Carlos Gargallo (c)

2 comentarios:

Marian dijo...

Rico, rico, me gusta.
Es un placer leerte.

Inés dijo...

..... estar atrapado en tu sonrisa, a punto de morir entre tus brazos, sin curación posible, agonizando por tus besos ....y ni un atisbo de cordura!!

....es maravilloso...

un beso,