Amigos de este Blog

sábado, 27 de diciembre de 2008

Qué hermosos están los tilos

Hoy he vuelto a la sombra de los tilos,
y he sabido que aún me amas.

Verás: hay cosas que nunca se olvidan
por mucho que uno insista,
las palabras, las miradas, los besos,
sí, aquellos labios bordados de corinto,
el verde tropical en tu ojos,
las azucenas en aromas celestiales,
el acento de un clamor
con voz de ocaso,
ese ritmo al caminar,
que no andar, sino bolero de cintura.

Hoy he vuelto a creer que me crees,
y yo en ti,
lo he hecho siempre,
no lo dudes.

Carlos Gargallo (c)

6 comentarios:

Adrisol dijo...

bueno, bueno......hoy estamos románticos a la enésima potencia!!!!!!!!
está bueno volver a creer......

un abrazo dulce poeta, me encanta lo que escribes...............

Tere dijo...

Yo soy tan avarienta de los recuerdos que,al contrario que intentar olvidar,me esfuerzo en guardar todo lo vivido,vano intento ya que la memoria es caprichosa.Por eso me gusta este poema tuyo,¿para qué olvidar? dejaríamos de ser nosotros.Un saludo

La sonrisa de Hiperión dijo...

"Hoy he vuelto a creer que me crees,
y yo en ti,
lo he hecho siempre,
no lo dudes."

Es lo que tiene los tilos, que hace que el mundo se tranquilice y recacite.
Saludos poeta!

Fermín Gámez dijo...

¿Qué es lo que tendrá "volver" que tanto nos llega al corazón?

Volver a la hermosura de una mirada, de una palabra, de unas sombras, volver "a creer", como dices.

Inés dijo...

qué hermosos los tilos de tus versos!
..afortunada la que te hace bailar con los boleros de su cintura,

un beso echándote de menos,

el piano huérfano dijo...

esos versos romanticos tuyos me desboradan

un abrazo