Amigos de este Blog

jueves, 8 de enero de 2009

Presunción

No hay a veces
ni acasos,
solo querer
poder, poder querer
hacerlo.
No, no hay escusas
que realmente valgan
lo suficiente
para mentir de esa manera;
si es cierto que se siente,
Si es amor, habla.
Pero si engañas, al menos
deja el traje de cobarde,
baja la mano y la cabeza,
mira sus ojos,
pide perdón
y calla.

Carlos Gargallo (c)

3 comentarios:

la foto del bonito tomate dijo...

¿quién miente? :) ... a mí no me miren!

Themys Brito dijo...

No es tan fácil pedir perdón, pero hay que hacerlo, siempre y cuando sea de corazón. Muy lindo.
Un abrazo.

panina dijo...

Mucha verdad en tus palabras,
precioso.
saludos.-