Amigos de este Blog

sábado, 28 de febrero de 2009

El día que aprendamos a volver a vivir

Ven a sembrar palabras encendidas,
pon de tu parte lo que puedas,
atrevete a dar la cara,
rompe a reír
burlándote de la muerte
con la propia vida.
Cuando estando en ti no te hayes
y encuentres solo la desdicha
salta sobre los charcos,
pinta tu cara de colores,
pásate las normas por donde sabes,
grita con voz que se te oiga.
Si alguien te dice que te calles,
mándalo a tomar viento
que no hay mejor medicina
que una marina brisa.
Quítate los auriculares,
deja libre de nuevo a la música,
despeina el cabello
da de baja la brillantina.
Puede que quieran apresarte,
que te multe la policía,
pero si somos muchos,
veremos a ver que hacen.
Simplemente,
vive la vida.

Carlos Gargallo (c)

6 comentarios:

§♫*€lisa*♫§ dijo...

la palabra siempre queda
nosotros pasamos
somos meros residuos fonéticos
adornando su reino...
elisa

Natalia Astuácas dijo...

Carlos, amigo... poeta... me gustó mucho tu texto... pretende esa sensación de abrir las alas y volar, sonreír a pesar de cualquier cosa, respirar profundo y vivirrrrrrrrrrrrr.
Un fuerte abrazo.

Cristina dijo...

Y eso es lo que tenemos que hacer. Vivir cada día de nuestra vida para tener la conciencia bien limpia de que hemos aprovechado el tiempo como hemos querido. Un abrazo

MiLaGroS dijo...

Muy lindo. Simplemente vive la vida, dices¡ casi nada!. Es lo más complicado. Un beso. milagros

estoy_viva dijo...

Hay que vivir la vida, dejar que nuestros sueños se realicen, busco todo lo que nos haga feliz, y amar sin tabujos ni condiciones.
Precioso Carlos como siempre.
Con cariño
Mari

Poeta Carlos Gargallo dijo...

Aunque vivir es morir, morir sin haber vivido es triste, muy triste. Viva la vida, vive la vida.

Un abrazo