Amigos de este Blog

jueves, 19 de febrero de 2009

Un, una, unos, los dos


Un canto suspirado en las orillas,
un vuelo blanco que cabalga,
una sutileza en las pisadas,
unas flores amarillas
al fondo, entre las dunas,
un niño que corre hacia las olas,
un viento leve de levante,
un único barco a lo lejos,
una nube prendida
del brazo cálido de la tarde,
una mujer en su cadencioso caminar,
un cabello que es trigo y sosiego,
un cuerpo, dos cuerpos, encuentro,
un solo cuerpo y el amor.

Carlos Gargallo (c) dibujo: Nector

5 comentarios:

Gabriel dijo...

Felicitaciones por el poema! La verdad que me gusta la forma en que escribes! Sigue asi..Exitos!!!

Natalia Astuácas dijo...

Qué hermoso es el amor cuando se pierde en dos cuerpos que se hacen contemplar como uno solo...
Bello escrito.
Un abrazo. cuidate.

Ana Gabriela dijo...

Una danza .Muy bello poema .
Un beso

Noray dijo...

Hermoso poema, estupendamente ilustrado con el boceto de Néstor.

Saludos

Angelus dijo...

Hola Poeta,

me encantó eso de:

un cabello que es trigo y sosiego...


Un abrazo fuerte.