Amigos de este Blog

martes, 24 de marzo de 2009

Decálogo interior

Cualquiera diría
que no estamos preparados para resistir
cada uno de los impulsos,
de los aconteceres -con dolor o sin él-
que nos trae el día a día.
Sí, estamos en pie de guardia
a la espera de todo aquello
que algunos
nombran destino y otros,
yo el primero,
caminos en blanco
que escribimos letra a letra,
verbo a verbo, hasta crear una historia
que nos merezca la pena.
Para el amor, en cambio,
es muy diferente,
creemos encontrarlo y,
una vez hecho, nos damos cuenta
de que quizás, nos hemos equivocado.
Eso si que es un misterio
que nunca, nunca sabremos comprender.

Carlos Gargallo (c)

3 comentarios:

ade dijo...

- Si poeta, es un misterio. El amor es las ganas que tenemos de estar enamorados,otro misterio. Un abrazo. Ade

Marian Raméntol Serratosa dijo...

CArlos, el misterio más insondable somos nosotros mismos...

no cabemos en los decálogos!

Mil besos
MArian

Manolo Jiménez dijo...

El amor posiblemente sea uno de los motores más poderosos de las personas ¿Cómo aspirar a comprenderlo?

Saludos.
Manolo