Amigos de este Blog

lunes, 16 de marzo de 2009

Enfado por ironías

De cada mañana que nace
más suspiro entre cafés con leche
y bollería industrial que me asesina.
Consigo a duras penas
una tregua de vida,
mis cigarrillos me ayudan
mientras tú, siempre pareces ocupado,
nunca te encuentro cuando más te necesito,
llego tarde a la oficina
y mis jefes no me creen
cuando les digo
que tú siempre estás averiado.
¿No comprendes ascensor mío
que así no podemos seguir
nuestro acuerdo firmado;
que la escalera me mata
o me matará el portero
cuando bajo y está recién fregado?
Pon un poco de tu parte, te lo ruego,
verás como con unas buenas revisiones,
el mecánico, te deja como nuevo.

Sí, ya se que tu tienes
tus propios problemas,
que no merece la pena
enfadarse por todo esto,
pero algún día entenderás
que cuando uno vive solo
con alguien tendrá que hablar.

Carlos Gargallo (c)

4 comentarios:

Inés dijo...

Carlos...si es que no es casualidad que me guste tanto tu poesia!!!!

qué risa me has regalado!!!
qué descanses
besos y a dormir ya!
...mañana aunque sea hablo yo con el ascensor

Inés

Verónica Rodríguez Orellana dijo...

Cuando uno vive solo habla la poesía entonces uno escucha y escribe , me gusto mucho gracias

§♫*€lisa*♫§ dijo...

la soledad es buena compañía
y si ella nos habla bajito casi susurrando, de seguro nos podemos entender mejor jajaja

que tengas un excelente lunes:)

Jesús Arroyo dijo...

Cómprate un bajo.
Divertidas letras.
Un abrazo