Amigos de este Blog

sábado, 6 de junio de 2009

Recuerdos del Mar Menor


Me siento a la hora del café

en la tarde insinuante 

de la proximidad de otro verano.

Es la esencia del recuerdo

la que endulza la negrura de la taza.

Corríamos sobre la arena

de un mar pequeño y llano

donde las familias llegaban

en tropel, desde la ciudad cercana.

Aquel Mar Menor, pintado de velas

y barcas que bailaban al son

del canto de gaviotas.

Un Domingo tras otro,

veraneábamos por unas horas,

era el descanso merecido

después de un año lastimero

cubiertos de sudor y labor cotidiana.

Y como un espejo de plata,

como un suspiro de sal y yodo,

por unos momentos,

daba su  medicina

a aquellas  almas soñadoras.

Carlos Gargallo (c)

10 comentarios:

cabopá dijo...

El yodo, la arena, las chapinas, el limón helado,qué no la limonada..los domingos, los coches de choque, el cine de verano. Sobre todo los domingos de agua y mar en tren de madera..Los bañadores con faldilla, las barracas de madera, los balnearios de unos pocos, los flotadores de cámara de ruedas de tractor...Besicos.¡ah! Si quieres alguna foto de nuestro Mar Menor...Tengo para regalarte.......

Amando Carabias María dijo...

¡Qué capacidad para la evocación.!

MiLaGroS dijo...

Estás muy melancólico ultimamente Carlos . Será la primavera ja, ja, . Ahora en serio me parece un poema precioso con una gran sensibilidad y cierta añoranza que llega al alma. Un abrazo. milagros

LC dijo...

Qué bello escribes poeta,

Agradecerte de todo corazón tu amable visita y por seguir mi humilde rincón. que es el tuyo

Dejo un cálido abrazo,
regresaré!

Alodia dijo...

Recuerdos de mar velando nuestros sueños...Un magnífico poema. Abrazos.

Fernando dijo...

Medicina para almas spñadoras. Muy bonito, poeta. Un abrazo.

Antonio Javier Fuentes Soria dijo...

hemoso poema,me gustó yme ientifico con tu forma de hacer poesia

azpeitia dijo...

Si, ese Mar Menor fue un día asaltado por un tal Tomás Maestre y convertido en un montón de cemento y hierro, solo se reservó para el El Stacio, esa entrada paradisíaca del mar abierto al Mar Menor. Los guardas íban a caballo y desalojaban a la gente de sus predios....si yo te contara...luego llegó mister Ho Dueño de los Casinos más importantes del extremo oriente) y fundaron el Casino y la mafia se instauró....si yo te contara...Enhorabuena por tu blog, escribes como los ángeles...un abrazo de azpeitia

Fernando© dijo...

Recuerdos imborrables de Santiago de la Ribera, Los Alcázares, Los Urrutia, Lopagán...y tantos otros lugares que han forjado mi niñez y mi juventud. Clases de párvulos con leche en polvo, asados en la panadería, calderos de mujol....La Unión y sus gentes conformaron mi vida. Abrazos y gracias por traerlos a mi mente. Fernando

Anónimo dijo...

Azpeitia, cuente, cuente...

En MM lo más es Los Narejos, playa de LA.

Poeta Carlos Gargallo, en el inicio de su firma, ese Poeta, ¿es nombre o apellido?