Amigos de este Blog

viernes, 10 de julio de 2009

Ningún viento apagará esta llama

La imaginaba con una rosa de los vientos
grabada en la piel de su ombligo,
y cuando la besaba él
en los lunares de la espalda. Por su cuello,
galopando besos y murmullos.
Recordaba la cálida sensación de morir
lentamente entre sus piernas de seda;
era azul el techo y la cama, un mar embravecido.
Por la verde mirada, salía la luz
hacia el mismo infinito, apagábase entonces
el universo todo, porque solo podía haber
en el cielo, una sola estrella, ella.
Se sumía en el espacio-tiempo de las mejillas
cada vez que la sonrisa, navegaba en su cara.

El amor,
es así, de esa manera,
a veces, nunca se apaga.

Carlos Gargallo (c)

10 comentarios:

SANDRA dijo...

Pero qué bonitos versos amigo!!! Que nunca se apague la llama del amor!!!
Lindo fin de semana.
Besitosssssss.

Marina-Emer dijo...

preciosa poesia... Carlos, son tan autenticas tus poesias que uno no sabe si es poema en recuerdo real o poesia simple-mente.
besos
Marina

Jose Ramon Santana Vazquez dijo...

...sensacion
plenitud
alli
imaginacion
tocar
el amor
del cielo...

versos llenos de sosegada armonia, que desde mi alma a la tuya carlos te deseo un feliz fin de semana.....



:::::: jose ramon :::::

Rosario dijo...

Que nunca mi querido amigo se nos apague la llama del amor
Precioso poema me ha encatado
Feliz fin de semana
Un besito Rosario

luciernagadeluz dijo...

preciosos versos carlos,como siempre que te visito me voy con el deseo de que edites pronto otra maravilla escrita con tu pluma magica.Un beso y buen fin de semana poeta.

Adrianina dijo...

Un mar de sensaciones plasmaste en este hermoso poema; así es el amor...

Te dejo un beso grande.:-)

galicia maravillas dijo...

muy feliz fin de semana! qué bonito poema, más que eso, ahora, que se apaga el universo en un buenas noches :)
desde donde estoy... también se apaga la cobertura... sniffff!!
PD: feliz fin de semana!!

Silvia Beatriz dijo...

Bello poema.
Felicitaciones!
¡saludos!

ESENCIA DE MUJER dijo...

Que no se apague nunca la llama del amor. Cuando percibamos que ese fuego comienza aparse...removamos las brazas, agreguemos mas leños...comencemos nuevamente...transformemos esa chispa en hoguera...

Saludos y que tengas un bonito fin de semana.

María Laura.

Pilar Moreno Wallace dijo...

Así debería ser siempre. Sensibles imágenes las de tus versos.
Saludos, y felíz verano.