Amigos de este Blog

lunes, 21 de septiembre de 2009

Carta de tu mujer

Cada vez que te odio
me sabe a poco,
es como si cien dientes
me masticaran el estomago muy adentro.
Jamás creí que llegaría a esto.

Todo se reduce a saberme tu enemigo
por siempre y para siempre,
si no fuera porque sería tu espejo,
haría de ti un trapo lleno de agujeros.

Y ahora, si te atreves,
vuelve a pegarme,
será lo último que hagas.

Tu mujer que te odia.

Carlos Gargallo (c)

3 comentarios:

Lisandro dijo...

Me enredo.... el final me mato.... muy bueno!!! un abrazo!

Silencios dijo...

Proyectas una imagen desgarradora, Bien Carlos.

Besines

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

LO MATÉ PORQUE ERA MÍO, el odio que sentía por él.
!salve! natalí