Amigos de este Blog

miércoles, 16 de septiembre de 2009

Tengo tu marca registrada

Mediada esta vida,
tengo tu marca registrada,
es un sello infinito
que acongoja este corazón hambriento
cada vez que llegas
para después,
poner por en medio distancia.
Ya sabes de lo que hablo,
qué importa que lo demás no lo sepan
si esta guerra es nuestra
y solo nuestra
hasta que muera.

Gracias te doy por endiosarme
siempre que abrazas mi albedrío,
para cada gesto de tu boca,
tengo mil besos prendidos.

Si supieras cuanto te hablo,
como el loco que hablara al espejo,
donde la distancia quisiera cerrar puertas
y yo, no la dejo.
Más hoy querida mía
me desvelo y acurruco entre las frías sábanas.

Serán cosas del otoño, o quizás que tú me faltas.


Carlos Gargallo (c) del poemario "Cartas apócrifas"

8 comentarios:

Amando Carabias María dijo...

La eterna batalla del amor, un amor que parece que se escapa, pero que siempre regresa.

Lisandro dijo...

naaaaaaaa.... que buena poesia!!! me encantó, la lei con una sonrisa nostalgica, mezclada con ternura... muy lindos versos, me emocionaron! un abrazo!!!

Silencios dijo...

Señor, mis aplausos y reverencias.
Sublime. sin más.

Mis besos de Admiración

Marina-Emer dijo...

Caramba Carlos si te pones así todas nos daremos por aludidas ...vaya tirones de pelos que nos daremos...yo por si me cojen me voyyyyyyyy adiosssssss rapido que algunas son celosas uffffffffff
BESOS
Marina

Marina-Emer dijo...

Bueno ya me queria retirar y dando una vuelta por mi escritorio pasó tu nombre...y me llamó entrar ya que hace dias que no te veo por mi blog...estas resentido por algo??yo no dejo de venir pero hoy en mi blog me pasó una cosa rara y por tu nombre "Carlos" al no verte en ningun comentario ...no quisiera tenerte molesto con-migo.
Esta tarde ya te dejé un comentario que por ti nos tiraremos de los pelos tus comentaristas...es broma
BESOS
mARINA

Harold Diaz dijo...

Precioso, Precioso.

Saludos!

Mónica López Bordón dijo...

¿Serán cosas del otoño o serán cosas del amor?...

La soledad, la tristeza o la distancia cuando se escriben son ya otra cosa...

un beso
Mónica

Rosa Cáceres dijo...

La segunda estrofa es sencillamente genial.
Todo el poema es magnífico, pero esos cuatro versos...