Amigos de este Blog

martes, 29 de septiembre de 2009

Yo te llamo, padre

Yo te llamo, padre,
porque te anhelo.


Sé que vienes
como viene la brisa fresca
en verano

con tu racimo abierto
de sonrisa eterna.
Llenas por un instante
mi corazón de dicha
mientras creo oírte
con aquella voz de infancia.
Vigilo la noche
con ojos abiertos
para recrear cada imagen
en esta mente que te llora
hasta hartarse.
Sí, lo sé, tu no lo quieres,
pero comprende
que todo esto
es una suma de cuestas interminables
que confunden y difunden
todo aquello que amara.

Me reflejo es la llama interior
del recuerdo, suspiro profundo
y sigo la vida. Padre, te lo juro,
quiero creerte, te creo, te venero.

Hoy, mañana, siempre,
presente cuando te llamo y vienes,
siempre vuelves,
entre sueños, con el alba y el rocío,
y con el sol,
te marchas.

Carlos Gargallo (c)

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Y quién pudo abstraerse a la belleza de este poema? Una belleza de raíz, natural, simple y pura como el amor a un padre. Realmente admiro a quien puede desnudar sus sentimientos de esta forma y no voy a irme de este sitio sin realizar una invitación formal.

Me presento, mi nombre de Denn, vengo de otros blogs.
Deseo invitarte formalmente al portal literario del que formo parte: http://mareasdelalma.foroactivo.com

Allí nos concentramos un grupo de poetas de distintos países y compartimos esto, nuestro amor por la poesía.
Sería para todos nosotros un honor gigante contar con un poeta que llegue al alma como vos, así que hecha mi formal invitación me despido, pidiéndote disculpas por la invasión y agradeciéndote infinitamente me hayas leído. Un beso grandote

Denn (moderadora de mareas del alma)

thoti dijo...

.. emotivas letras y emotivo recuerdo de alguien tan importante como un buen padre..

.. un abrazo, Carlos..

Lisandro dijo...

Versos tristes... pero hermosos a su vez... un abrazo, me quede sin palabras.

marian dijo...

Precioso, cada frase es un homejane a un padre, a mi, la que más me ha gustado es l aque dice:

Me reflejo es la llama interior
del recuerdo, suspiro profundo
y sigo la vida. Padre, te lo juro,
quiero creerte, te creo, te venero.

Quiero creerte...

Un saludo
Marian

Esmeralda Martí dijo...

Homenaje sentido. Te han salido los acordes de muy dentro. Felicidades.
Un abrazo

Un saxofonista en mi salón azul dijo...

Siempre he pensado que los poemas a los padres son duros y difíciles de escribir y de digerir. Me emocionaste. Un beso. Me gustó ese "te venero".
LADY JONES

M. Angel dijo...

Carlos, impresionante este cante a tu Padre. Impresionante toda tu poesía. Impresionante tú, con todos tus escritos.

Saludos

Alma Mateos Taborda dijo...

bellísima, intensa y profunda. Un homenaje maravilloso a un padre. es un lujazo leerte, Un abrazo

Andrés Glez. Déniz dijo...

He comprendido en profundidad lo que se siente al escribir este poema leyéndolo.