Amigos de este Blog

martes, 27 de octubre de 2009

El Eros de la muerte

Aquí canta el enigma de los bosques,
el desesperado intento de supervivencia,
la razón en lucha con lo oculto,
la sinrazón misma de la locura.

Hay un espectro llamado ansia.
Un brujo malvado rondando por las ramas,
la noche que se hace eterna.

El delirio estelar está presente en los balcones
mientras llueven lágrimas apócrifas
y un tumulto de sauces tristes
desfilando por el paisaje.

El Eros de la muerte
con su ponzoñosa mano,
alza el grito hacia la nube,
busca el labio sonrosado,
la inocencia violada,
la muerte
al final de la madrugada.

Cobarde afila los cuchillos,
rasga virginidad y mata.

Yo, llegué tarde.
No pude hacer nada.

Carlos Gargallo (c) "A las mujeres violadas"



9 comentarios:

Paco Alonso dijo...

Excelente poema amigo..todo un placer visitar tu espacio.

Cálido abrazo

fonsilleda dijo...

¡Qué duro!.
Tus palabras hoy destilan dolor y verdad, temor y desesperanza.
"Yo, llegué tarde. No pude hacer nada", de todas maneras gracias en nombre de todas las mujeres.
Bicos.

Marina-Emer dijo...

MUY BONITO POST Y TEXTO PARA LAS MUJERES VIOLADAS.
UN ABRAZO
MARINA

Cemanaca dijo...

Excelente.
voz que se hace escuchar en tan terrible y cobarde delito.

Saludos conversos.

Lisandro dijo...

Es muy fuerte, pero me ha gustado mucho amigo... un fuerte abrazo!!!

Harold Diaz dijo...

Precioso, precioso, me encantó.

Saludos!

Manel Aljama dijo...

"Yo llegué tarde". Duro final para un duro poema que luce bien en este blog tan sobrio y diafáno.

Paloma dijo...

Qué fustrante la impotencia...

Muy bueno.

Saludos.

MAJECARMU dijo...

Precioso y solemne poema,donde fuerzas negativas y ocultas mueven los hilos de la marioneta humana..
..Y la víctima asciende en inefable sacrificio, cumpliendo viejos ritos..

Mi admiración y mi abrazo,Carlos.