Amigos de este Blog

viernes, 16 de abril de 2010

El recuerdo de todos los naufragios

Cansado de esperar una  nueva Ítaca
he desembarcado en este puerto perdido.

Escribir por escribir no basta
solo el frío entiende este desvarío.

La luz al menos es igual
que aquella que te iluminaba.

Pongo en mis labios
la húmeda arena de tu recuerdo
y entiendo que estoy solo,
inmensamente encontrado
con estos suspiros
en la isla perdida
de un fin sin mundo.

Ya estoy hecho a este paisaje.
La vida es ahora
como un rayo de luna
que se pierde
en el vestigio del oleaje.

Carlos Gargallo (c)

4 comentarios:

Mercedes dijo...

Buen poema que nos recuerda todos los amores malogrados.
Gracias, un lujo leer por aquí.

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Poeta Gargallo:
Tu no escribes por escribir, ya que compartes tus bellas Poesias.
Gracias por escribirlas y compartirlas.

un abrazo, Montserrat

MiLaGroS dijo...

Me ha encantado tu poema. La vida siempre se pierde en el oleaje.un abrazo

carlos guerrero dijo...

Un poema de soledad y ausencia añorada muy bien dicho y con ritmo envidiable.

Un abrazo, tocayo