Amigos de este Blog

martes, 11 de mayo de 2010

La voluntad del abandono

Esta mañana ha sido  difícil
salir a la calle sin ti.
Tu olor, la familiar sensación
de saberte tan dentro...

La gente parece mirarme
como si adivinaran
que no estás ni estarás ya nunca.

Lo siento, aunque me lo pidas de rodillas,
y dando por sentado que no tienes la culpa,
fui   quien te trajo,
por ello,  soy yo quien te abandona.

Adiós, cigarro, adiós.

Carlos Gargallo (c)
En homenaje a mi cuerpo que fue  y nunca será.

12 comentarios:

Mercedes dijo...

Ya me contarás cómo lo has conseguido, yo ni siquiera quiero quitarme. Tal vez sea ese el problema.
Enhorabuena, por el poema y por dejar ese mal compañero.
Un abrazo.

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Carlos gracias, a ver si esta Poesía tuya tiene efectos milagrosos y hace que mi hijo deje de fumar.

Entonces podrías patentarla.

Bromas aparte, tiene mucho sentido y ojalá, la gente pudiera dejar el tebaco.

Un abrazo, Montserrat

Elías dijo...

Suerte, Carlos, con la intentona.
Siempre he admirado a quien consigue dejarlo de golpe, pero a mí me sigue gustando mi "Coronas".

Un abrazo.

Elías dijo...

Suerte, Carlos, con la intentona.
Siempre he admirado a quien consigue dejarlo de golpe, pero a mí me sigue gustando mi "Coronas".

Un abrazo.

Juanjo Almeda dijo...

Lo que parecía, acabó no siendo... pero es otra cosa bonita.
Un abrazo Carlos

Manu Medina dijo...

Hola soy Manu:
Y tengo una pregunta que hacerte, tu crees que las circunstancias familiares son determinantes para ser quien eres, dicho de otra manera, ¿te influye tu familia? (me refiero a la familia heredada, y no a la que tu has creado).

Perdona por esta pregunta, pero es que estos días ando muy revuelto con mi familia.

! Vamos ! ! que no les entiendo! a veces pienso que soy adoptado.

Manu Medina

Fernando dijo...

Una poesía interesante y auténtica.Un tema muy de actualidad sobre el que nadie suele escribir poemas. Una dramática renuncia a un ensueño por culpa de las enfermedades y el miedo. ¡Si no somos etermos!. Un cordial saludo,poeta.

Poeta Carlos Gargallo dijo...

Querido Manu, solo te puedo decir que nos dejemos influenciar o no solo depende de nosotros, de nuestra autoestima. Uno hace camino, no el camino nos hace, aunque parezca lo contrario, un abrazo.

Poeta Carlos Gargallo dijo...

Gracias por el ánimo, lo conseguiré yo mando en mi, no el tabaco.
Un abrazo

RICARDO MIÑANA dijo...

Muy bonito el verso,
es un placer leerte.
que tengas una feliz semana.

MariluzGH dijo...

¡Bravo valiente!
yo me gasté una inocentada el 27 de diembre de 2008 y aquí sigo sin fumar, sin echarlo de menos y sin que me moleste que fumen a mi lado.
Tú también lo conseguirás :)

dos abrazos y un beso

Laura Caro dijo...

¡ Qué poetica manera de salvar tus pulmones! Me encantó.
Saludos.