Amigos de este Blog

miércoles, 6 de julio de 2011

Como la vida misma

Todo lo que hacemos,
todo lo que decimos,
es una espiral
que nos  envuelve,
gira alocadamente
hasta agotarse.

Rebelde se hace hasta el agua
desde los manantiales puros.

Contradictoria, a veces, 
golpea furiosa llevándoselo todo.


Así es la vida misma;
chistosa, sonriente,
pero dura, muy dura.

Quedamos a la espera
mirando al cielo,
pero la visión de futuro
está aquí, entre nosotros,
mientras nos sintamos vivos.

Que no pare la espiral;
siga creciendo el mundo;
expándase más aún del infinito;
ríase el hombre de las penas
y sabrá como desprenderse de ellas.


Carlos Gargallo (c)  del poemario "Divinos paganos"






















6 comentarios:

OceanoAzul.Sonhos dijo...

Não obstante o mundo ser em espiral, arrastando-nos com ele, temos que tranquilamente mantermo-nos lucidos para podermos superar os problemas inerentes à vida.

A sua poesia é magnifica!
um abraço
oa.s

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Hola Carlos:
Buf, que calor en Valencia.
Bueno, pues hasta el cosmos debe ser como una espiral.
Bueno, no se.
Lo que si se, es que me gusta tu Poema.
Besos, Montserrat

Poeta Carlos Gargallo dijo...

OceanoAzul, gracias por tus palabras, es un placer tenerte por aquí, besos.

Poeta Carlos Gargallo dijo...

Montserrat, hola querida amiga, por aquí también hace mucho calor, ya sabes estamos cerquita, incluso van por la calle las ranas con cantimplora, jejejejje. Bueno tesoro, gracias por tus palabras siempre tan amables. Un abrazo.

Omar(masletrasarte) dijo...

Nos reiremos de las penas, de las quimeras, nostalgias y soledades, ¿y viviremos mejor? porque como dices, agridulce parece ser la vida...
Muy buen poema, un abrazo desde Uruguay

Gino dijo...

Cuanta verdad.
Que siga la espiral.
Que siga la buena poesía.
Un saludo.
Gino.