Amigos de este Blog

miércoles, 13 de julio de 2011

No sirven las ventanas para usar de espejo

En París no encontrarás lo que buscas,
ni en cualquier otra ciudad que no sea lejos de ti,
-cosa imposible como sabes-
porque nada hay fuera que te hiera
si no el interior mismo que te consume.

No sirven las ventanas para usar de espejo,
no te mires en ellas.

Mas si crees que todo esto que te escribo
es demasiado directo, perdona, amor perdona.

Arrastra tu canto al viento
y lucha, lucha hasta encontrar la salida;
está más cerca de lo que imaginas.

Los fantasmas no tienen huesos,
tú aún te ves así,
cuando tu cuerpo es perfecto;
la amapola en el cráneo
es una herida en tan triste recuerdo.

Donde tanto me amaste,
                                allí te espero.


Carlos Gargallo (c)








10 comentarios:

Sensaciones dijo...

hermoso homenaje...un poema que llega dentro, profundo...
"Donde tanto me amaste,
allí te espero"

Bello!!

Un beso

Meme Vergara dijo...

A mi también me gusto: donde tanto me amaste, allí te espero...

Todo el poema es hermoso, de esos que calan profundo.

Besos.

soylauraO dijo...

Su poema es una invitación a la vida. Un rescate de amor
"Donde tanto me amaste,
allí te espero."
Hay que ser enormemente hombre para amar así a una mujer.
http://enfugayremolino.blogspot.com/

Cabopá dijo...

He estado por aquí en tu ventana leyendo un poco, hacía tiempo que no te visitaba...
Besicos salados.

Poeta Carlos Gargallo dijo...

Gracias, gracis por vuestras palabras, me llenan de satisfacción, un abrazo.

Cabopa, hola tesoro, y felicidades por tu próximo santo, mil besos

Gloria Reyna dijo...

Me han gustado mucho tus poemas porque emocionan. Me quedo como discípula.

QUINCE POR CUATRO dijo...

Me ha alegrado mucho tu visita a mi blog y te agradezco mucho que me sigas, sobretodo teniendo en cuenta tu popularidad.
Hasta la próxima

Gastón D. Avale dijo...

increible...muy bien dicho, no se puede usar una ventana de espejo... es un mal hábito tratar de escapar de algo que se piensa a menudo... un poema exquisito. saludos!

Adriana Gutiérrez Espinoza dijo...

Excelente alegoría, bien estructurado y delicado de principio a fin, en verdad que esa última frase dice tanto... Ojalá tuviésemos claridad para reconocer el donde. Seguro que existe.
Es bueno leer poemas así.
Saludos.

Acuarela dijo...

Me crucé con este blog sin querer, busca un poema diferente, limpio, libre... Gracias. Yo escribo a veces. Realmente eres genial.