Amigos de este Blog

lunes, 23 de enero de 2012

Tiempo perdido

Cuando pones la otra mejilla
creyendo que todo ha sucumbido 
y sueñas en un Olimpo 
de seres alados,
despiertas del sueño eterno
para saberte en el nuevo día.


Si estás que no estás
como un fantasma perdido,
y rezas, maldices, te emborrachas,
fumas y malvives,
entonces, tu cielo 
aparece claro.
                                                                           
Los óleos de la memoria
engullen los témpanos del camino,
las cartas de amor amarillentas,
canciones de vencidos
inclinando las rodillas sobre la ceniza.


Lástima de tiempo perdido.




Carlos Gargallo (c)



13 comentarios:

MiLaGroS dijo...

Muy chulo. Abrazos.

Perlita dijo...

No...No creo que la mejilla se ponga cuando todo sucumbe. Al revés: poner la otra mejilla da fortaleza y resulta más poético por lo que de abnegación y humildad encierra.

Un poema extraño...puede que filosófico y que no acierto a entender, pero desde luego, está claro que el tiempo que se va sin aprovechamiento alguno, acorta la vida por dejarla vacía.

Un saludo, Carmen.

CHARO dijo...

Me gustan tus poemas, "respiran" cierta tristeza pero quizá en ese estado de ánimo es cómo te inspiras....no lamentes el tiempo perdido pues de todo tiempo pasado se puede aprender mucho.Saludos

Lapislazuli dijo...

Si, lastima del tiempo perdido, en que le damos mas valor a los recuerdos de los que tienen. Hermoso.
Un abrazo

Adriana Gutiérrez Espinoza dijo...

Me ha gustado, el enfoque que se le brinda al tiempo que se nos va, cada uno lo desperdigamos de manera distinta, pero al fin, tarde o temprano nos arrepentimos por las malas inversiones.
Saludos.

Mª Soledad dijo...

Como ves por ahí arriba, el tiempo se mide con diferente medida según esté nuestro ánimo. Para mí ahora el tiempo es sólo un compás de espera, que luego, cuando pasé, veré desde otra perspectiva. Espero que no llegue a verlo como tiempo perdido. Me solidarizo con la melancolía que derrochan tus versos.Un abrazo

MOVISI dijo...

Vivimos tan de prisa que muchos no nos detenemos a pensar en los misterios de la vida, en las cosas que son realmente valederas y seguimos el tránsito de forma rutinaria y cuando menos lo notemos, ya el tren a quedado atrás...

El tiempo perdido...¿como podemos darnos el lujo de perder tiempo?

Pasamos muy velozmente por la vida y el tiempo perdido, no tiene retorno...

Me a gustado mucho tu poema, es armonioso y altamente reflexivo

Lo disfruté mucho, gracias y saludos!

Rosa dijo...

Que sensación más amarga la del tiempo perdido.
Un saludo.

Marina Moral dijo...

Me encanta espero que pases por mi blog
http://marinamgclase.blogspot.com/

enletrasarte(Omar) dijo...

irrecuperable el tiempo,
excelente tu poesía
saludos

Dora Forletti dijo...

Me gustó tu poema. Considero que siempre después que pasó, consideramos muchas cosas como tiempo perdido...Debemos detenernos a mirar la vida y aprovecharla al máximo porque es sólo un suspiro.Si pudiéramos volver la vida atrás...
Un abrazo
AZUL

Dora Forletti dijo...

Me gustó tu poema, amigo, interpreto que todo tiempo pasado a veces nos parece perdido, pero si pudiéramos volver a vivirlo quizás haríamos lo mismo....
Un abrazo

AZUL

josep dijo...

Precioso como siempre amigo Carlos.
Los oleos de la memoria
engullen los témpanos del camino.
Verdaderamente hermoso poema sobre una vida mal aprovechada en la que lo que no se ha vivido ya no se puedes volverlo a vivir, solo lamentar el no haberlo hecho pero, eso ya no sirve de nada.
Un fuerte abrazo.