Amigos de este Blog

martes, 19 de junio de 2012

No hay otra meta

He detenido el tiempo
para poder contemplarte sin prisa
escuchado el silbido 
de todos los vientos
que sonaban siempre a tu nombre.


No es mi memoria quizás
lo mejor que tengo,
aún así, 
eres de lo que más me acuerdo.


Ya no basta poder rozar tus labios,
te necesito en la ternura que declamas.


Corremos sobre líneas asimétricas
pero tropezamos y caemos juntos
                             en la misma meta.



materia dulcísima,
suma de amor.


            No dejaré que caigas.


Carlos Gargallo (c)





8 comentarios:

CHARO dijo...

Bonito poema lleno de ternura......te dejo un saludo

Anna Antón dijo...

Bello!!!
He detenido el tiempo y he encontrado el camino...

Un saludo,

Amelia dijo...

Carlos, un bonito poema lleno de ternura,cala en lo profundo del corazón. Un abrazo

ReltiH dijo...

UN CIERRE DE AMOR.UN GUSTO VISITAR SU ESPACIO.
UN ABRAZO

Elizabeth dijo...

Que sustil suspiro dibujas en el alma, versos exquisitos. Besos!

Omayra Cruz dijo...

Hermoso!! Felicidades, muy bueno tu espacio, agradable y autentico. Te invito a visitar Precious Moments un espacio que espero sea de tu agrado. Saludos.

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Hola Poeta .
Sabes este es un Poema que emociona.
Pero la frase más bella "No dejaré que caigas".
Un abrazo desde Valencia, Montserrat

PiliMªPILAR dijo...

No acierto a detener el tiempo por más empeño que ponga en ello.
Llegará un implacable reloj que solo podrá medir futuros. Cuando el tiempo haya cesado para siempre.
Un abrazo