Amigos de este Blog

domingo, 20 de octubre de 2013

Yo soy


Yo soy ese hombre
que pasa sobre la incertidumbre,
palomas, nubes y albas renacidas.

Soy memoria por la paz de mis recintos,
caracola dibujada en la arena,
amapola, a veces, sin hojas.

Fundo mi cielo bajo
tu divisa
de playa abierta y mariposa,
canto los himnos
que en mi frente
el rumor caliente
de la libertad y sus hijos.

El hombre y sus dominios
levantando montañas de sal por las esquinas de la tierra.

el del secreto preludio en su pan de sollozos,
y el que muere
de la muerte de todos cada día.

Carlos Gargallo (c)

3 comentarios:

GARDENIA dijo...

Intensas letras estimado poeta
Saludos

CECILIA GUILLEN PEREZ dijo...

Eres genial, Carlos.
Vivir la muerte de los otros, compartirla,
es el gesto más generoso
que se puede esperar
de cualquier ser HUMANO.
Precioso poema. Gracias

Pablo Paf dijo...

Hola; el poema no me ha encantado sino lo siguiente. Me gusta el inventario de elementos que denotan la no realización del "yo". También me da sensación de que esos elementos son efímeros, como la arena.

Y las montañas de sal posee un gran simbolismo.

Saludos.
Pablo.