Amigos de este Blog

domingo, 28 de mayo de 2017

Hasta que mis ojos dejen de llover,

y los mantengo profundamente cerrados,
para que nadie mire tu imagen.
Y enlacé mis brazos en torno a tí
Como pámpanos.
Te regalé la flor
de mi cuerpo,
A todas mis mariposas
ahuyenté hacia tu jardín.
Siempre caminé a través de granadas,
a través de tu sangre vi
al mundo por todas partes arder
De amor.
Robo en las noches
las rosas de tu boca,
que ningún hombre te beba,
tu eres mía, tú lo quieres,
yo,
para siempre.


Carlos Gargallo (c) Para Neri, mi no tan imaginaria querida.

No hay comentarios: