Amigos de este Blog

miércoles, 21 de marzo de 2007

EN LAS TRISTES SOLEDADES


Ahora,
mientras crecen las sombras del crepúsculo
y se oscurecen las calles,
presiento a la soledad
con su disfraz de sábana fría
cayendo sobre mi pijama.

Nada ha cambiado, nada.
Mis temores son los mismos
atado de pies y manos
en este camino
donde se pierden los pasos.
¿ Hasta cuando por estos
laberintos desolados?
¿ Hasta donde, yo sin ti, perdido
en esta noche imposible
de albas que no llegan?

Algún día,
alguien dirá:
! hágase la luz!,
pero ya no estaré,
habré naufragado
en mis tristes soledades.

Carlos Gargallo

2 comentarios:

salmon ensabinado dijo...

creo que cuando se siente asi,en la llegada del crepusculo, es signo del mas profundo vacio...nada te llena, te acostas con alguna mujer, te emborrachas, te drogas, pero nada te llena. pero " ...prefiero solo un beso tuyo, antes que el amor de mil mujeres..."
Muy lindo todo, saludos

Poeta Carlos Gargallo dijo...

Gracias por tu comentario, un abrazo.