Amigos de este Blog

sábado, 15 de noviembre de 2008

Hay momentos

A veces pensamos que no somos nada,
que vamos cayendo en la desidia de los días
como el humo que se pierde despacio
al poco de salir de las chimeneas.
La vida, creemos, es cierzo, tramontana,
fría y sin sentido hasta hartarnos.
Pero ocurre, que hay momentos
en los que inevitablemente renacemos
a la luz por un abrazo,
una mirada o un consuelo.
Es entonces, que respiramos,
sonreímos por un instante
y seguimos caminando.

Carlos Gargallo (c)

5 comentarios:

M. Jose dijo...

En una mirada puede haber mucha luz, en un abrazo el calor que necesitamos...sólo basta un instante para darnos cuenta de eso...
Mil quinientos besos
MJ

Poeta Carlos Gargallo dijo...

Si, y además, siempre siempre, puede llegar ese intante.
Mil quinientos cincuenta y cinco besos (jejejeje).

Naveganterojo dijo...

Cuanta razon tienes en estas rimas, cuando nos acostumbramos a la rutina de la vida, creemos que no puede ofrecernos nada , pero con una sonrisa de la persona amada, con una llamada de un amigo lejano, con una palabra de cariño, nuestro mundo se ilumina y vemos la vida de otro color.
Un saludo

Inés dijo...

Hola Carlos,

Qué poema tan bonito, ...hay momentos mágicos, eternos, felices, inolvidables e inevitables, predestinados o fortuitos, tuyos, mios, nuestros. Por los que merece la pena soñar, vivir, sufrir y amar.

un abrazo y un beso,

JaviC dijo...

Y sin embargo, habiendo renacido tantas veces, volveremos a pensar que no lo lograremos de nuevo.

Saludos.