Amigos de este Blog

lunes, 5 de enero de 2009

En la hora, de la hora

Con un rumor de ciudad a mi espada
caminé rendido hacia ninguna parte.
Todo quedaba atrás:
Delirios, dolor, sinsabores y presagios
de mal augurio.
Sobre la cima del desaire,
cantó de nuevo
el pájaro del alivio
y un rumor de brisa libre
alcanzó mi frente despejada.
Vino a mi el arco iris
vistiéndome de colores,
entonces llegaste tú
para decirme
que era ya la hora de levantarme.

Carlos Gargallo (c)

6 comentarios:

Lucina dijo...

Y la magia de los sueños..
Gracias por tu visita a mi momento.
Un beso

marina montecristo dijo...

En los sueños vivimos la magia
de lo que creemos y no es,mejor así,
Gracias por estar y quedarte en mi Mar de Libertad.
Un abrazo

Ana Gabriela dijo...

Que bello! Sobre la cima del desaire,
cantó de nuevo
el pájaro del alivio.
Mandame esos pajaros a mi ventana , ya que la poesia todo lo hace posible .
Un beso

La sonrisa de Hiperión dijo...

"entonces llegaste tú
para decirme
que era ya la hora de levantarme."


Menos malq eu siempre llega la hora de dejar de soñar.... muerte a las pesadillas...
Saludos!

mardelibertad dijo...

El arco iris aparece, la alegra me llega.
El arco iris desaparece, me inunda la tristeza de no saber donde esta.Todo entre silencio y suspiro.
Besos para todo, desde mi atolón
de mi Mar de Libertad

cynthia dijo...

El ensueño. el vuelo y la libertad de sentir...

besotes.