Amigos de este Blog

sábado, 31 de enero de 2009

Recuerdo en mí mayor

Recuerdo que un día
te escribí mil poemas,
era abril,
eras rama florecida,
corola de oro
fuente en añil
que corría por mis venas.
Recuerdo que entonces
reías y bailabas
sobre el verde alféizar
de un paisaje con abrazos
y unos labios de ababol
dibujados en mis labios.
El aire, el sol, la noche,la estrella
eran sortilegio de amor,
rumor de olas,
caracola varada,
bolero izado al viento
en las aristas de la roca
y a lo lejos,
tus pisadas húmedas
se perdían por la playa.

Carlos Gargallo (c)

5 comentarios:

Mar dijo...

Que bonitos recuerdos...

Feliz fin de semana!!!

besitossssssss

Shanty dijo...

Que lindo poema, realmente hermoso.
Un beso,
Shanty

Verónica Rodríguez Orellana dijo...

Somos todas las huellas de nuestra memoria muy lindo descubrimiento

Ana dijo...

" y a lo lejos,
tus pisadas húmedas
se perdían por la playa"

Cuántas veces hemos previsto que vamos a perder un amor...
Precioso poema.

estoy_viva dijo...

Precioso como todo lo que escribes, una gran dedicatoria a un amor perdido, que dejo buenos recuerdos en nuestro corazon.
Con cariño
Mari