Amigos de este Blog

domingo, 1 de febrero de 2009

Corazón a corazón

Después de todo,
la noche era
como un suspiro de alivio.
Pareciera que cada hora
estuviera dulcemente cargada
de armonía y caricias
que se dibujaban por las paredes
de la solitaria casa.
Solo las voces tenues
de dos bocas que se aman
hasta alcanzar un paraíso
donde, corazón a corazón,
navegaban por las arrugas
de las sábanas.
Aquellas noches
se hacían día,
luz de amantes,
crisálida naciendo mariposa.

Carlos Gargallo (c)


4 comentarios:

el piano huérfano dijo...

AY las mariposas, las tengo en el alma en mi tripa en mis ojos en mis miedos...
un placer, gran lujo leerte

ade dijo...

- El llanto de las mariposas, las mariposas lloran cuando fue sólo una noche y después lagrimas a pura lágrima. Hermosa tu poesía, hermosa. Cada vez que te leo se me pianta un lagrimón. Un gran abrazo. Ade

REIKIJAI dijo...

Leyendo… ti perfil descubro que tenemos varias cosas en común… nací allá por los 60… rata también… como poeta y escritora soy una improvisada… Lo más importante, amo la vida… y nunca dejo de soñar… jamás pregunto porque a mi. Se que debo seguir. Te dejo un Beso. Silvi.

Ana dijo...

Creas, verso a verso, un paraíso de dos.
Lástima que hables en pasado.
El poeta siempre se vuelve mas grande ante el desamor, ante el desencuentro... Saca lo mejor de vosotros.