Amigos de este Blog

martes, 17 de febrero de 2009

Café con lluvia

Estábamos dentro de aquél café
a orillas del mismo centro de la ciudad.
Era nuestro por completo
el ventanal y su paisaje.
las gentes corrían para guarecerse de la lluvia.
(tanto pedir que llueva y luego huyen).

Tus manos cogían las mías, temblabas
nerviosamente aturdida.
Tus ojos me clavaban alfileres
y el dolor se te escapaba por ellos
hasta alcanzar mi alma encogida.
No necesitaba saber nada,
nada que yo no supiera,
lo tuyo era amor.
Por lo demás
nadie a nuestro alrededor, nadie.

Yo
también estoy llorando,
suena nuestra canción, es invierno,
solos los dos.

Carlos Gargallo (c)

5 comentarios:

ade dijo...

- Poeta no hay nada mas sensual que un café acompañe un día de lluvia. Ade

medianoche dijo...

Qué bonito día, saber que los dos se aman y llueve, y hay románticas gotitas que danzan picaras y soñadoras.

Precioso poema.

Besos

Natalia Astuácas dijo...

Poeeetaaaaaa, me gustó mucho el texto... me llevó a las imágenes y casi a la vivencia misma. Un abrazo.

Abril dijo...

Tuve la sensación de estar ahí y de recordar momentos bellos vividos... gracias por seguir mi blog... ahora al conocerte, seguiré el tuyo...

Tuti dijo...

La interpretación abierta en la imagen del llanto, el sitio que guarece y el aroma que baña al poema mismo...verdaderos elementos que permiten sentir la cálidez en la secuencia.

Qué grato haber hallado su blog en este mundo de redes y palabras escritas con alma.

Un fuerte abrazo.