Amigos de este Blog

lunes, 6 de abril de 2009

Oración desesperada

El verso silencioso, es la noche,
la noche con alas de plata
rompe el corazón a borbotones
con esbelta sombra dulce
de fantasma
-hallazgo imprevisto
de un destino sin tu corona de espinas-.
Aunque a muchos sorprenda:
Te amo.
Te amo porque no te veo
y bebo tu sangre cada día,
la encuentro en el pecho
del niño en la cuneta
con su fusil encima,
en otras mujeres
que no tienen escaparates
para asomar su mirada,
en tantos, en tantos
que si pensara que no estás ahí,
en la noche, en el día,
en los confines al menos,
creo que te inventaría.
Sé resurrección, o lo que quieras,
pero quédate en este mundo,
aquí es donde haces falta.

Carlos Gargallo (c)

12 comentarios:

Rosa Cáceres dijo...

La poesía es corona de laurel para el poeta, pero también puede ser una corona de espinas invisible. El poeta siente amplificadamente lo que los demás sólo sienten como en sordina.
El poeta ama la poesía, que es su gloria y su condena. Y sabe hallarla en las cosas más diversas, que a otros pasan desapercibidas, porque la ama, y el amante siempre "sabe ver" a su amor, aun en medio de una turbamulta...

§♫*€lisa*♫§ dijo...

le amas y le sigues...
somos muchos los que andamos trás sus huellas

otro beso para vos

pd...me gusta como quedó el blog

Esencia de Louisse dijo...

Intenso...
Bellas palabras que se adentran en el alma...
Me alegro de haberte encontrado.

Un abrazo


Esencia de Louisse

MiLaGroS dijo...

Muy hermoso. Y en mi linea. Un avbrazo. milagros

Sara dijo...

Preciosa Poeta, preciosas letras....yo que vivo la semana santa de esa forma tan especial, leerte hoy ha sido....he sentido....uf!!!!muchas cosas.
Un abrazote

galicia maravillas dijo...

:) Un poema dulce y lleno de añoranza (o morriña como decimos por aquí). Espero que disfrutes al máximo de estos días! Un beso :)

POETIZA dijo...

Poema silencioso que habla en palabras, bellas tus letras, te dejo un beso, cuidate.

Marga Fuentes dijo...

"Sé resurrección o lo que quieras, pero quédate en este mundo, aquí es donde haces falta".
Muy adecuado para esta semana. Precioso el poema, Carlos.
Un abrazo,

Efigênia Coutinho dijo...

Oración desesperada

Belíssimo versos em oração, meus cumprimentos, deixo ao poeta uma:

FELIZ PÁSCOA DE LUZ QUE RELUZ

Efigênia Coutinho

Rocío dijo...

Hermosas tus letras, un gusto visitarte.

cordialmente.

Rocío

Antonio del Camino dijo...

Estimado Carlos:

leo tu poema -como bien dices, toda una oración desesperada- y me sugiere otro, muy distinto, que, desde el máximo respeto a tu texto (vaya por delante), me permito apuntarte más abajo.

También, si me permites la sugerencia: borbotes, salvo que sea algún localismo o algo así, no es una palabra que exista en castellano, al menos, no está recogida por la R.A.E., que si recoge borbotar y borbotón. En este caso, entiendo, sería "borbotones".

Aquí te dejo el texto referido:

"Sé resurrección, o lo que quieras,
pero quédate en este mundo,
aquí es donde haces falta."

Carlos Gargallo






Lo siento: Dios, no está. No estuvo nunca.
Tu misma fe me lleva a lo contrario.
Ese niño que ves en la cuneta, con su fusil encima,
es la prueba evidente. Si estuvo
—me refiero a ese Dios—, ya no responde;
puede que se cansara, aunque yo creo,
sencilla y llanamente,
que lo inventaron otros, y lo rentabilizan.
Lo que precisa el mundo no es un Dios
en que poder creer, y que transforme
el agua en vino, o multiplique panes;
lo que necesitamos es tan simple
como pensar que todos somos Todo,
y toda realidad, tarde o temprano,
acabará también por afectarnos.

Un abrazo, en la patria común de la palabra.

Antonio

Jose Ramon Santana Vazquez dijo...

...la mano invisible que acuna el todo es siempre necesaria...un fuerte abrazo jose ramon.