Amigos de este Blog

miércoles, 15 de julio de 2009

Canción del Mediterráneo

La tarde brilla en la arena
y sobre el mantel mojado.

En la piel más morena
y en la más blanca.

En el Sol que se baña en el agua.

Todo parece distinto
con sus caracolas,
la brisa, la sal y el yodo.


En la espiral de la espuma,
mujer, niño y sombrero,
por el mar, al fondo,
un tránsito de veleros.

Traza el rumor de la brisa
alas y olas que vibran,
giros que van y vuelven
y se devuelven.

Para que nazcan nuevas,
borra el agua las huellas.

Para los amantes
una sola toalla,
un esplendor furtivo,
un clamor sin arrepentimiento,
el abrazo bajo la sombra.

Por el cielo, reinas de día,
las gaviotas, mediterráneamente vivas.

Se escalda la luz
sobre la húmeda roca,
cincela su casa el cangrejo,
busca su Sur, el olivo.

Carlos Gargallo (c)



7 comentarios:

Darilea dijo...

En el verano todo parece sencillo..
El agua, el sol, las sombras...
Besitos

Amando Carabias María dijo...

Es como si hubieras estado con nosotros, viendo la exposición de Sorolla en el Prado. Espero que esta noche me salga una entrada casi tan luminosa como este poema tuyo.

Huellas del pasado dijo...

No encuentro palabras para Describir lo que me ha causado este poema.

Maravilloso!!

un enorme Saludo
nuestro Gran POeta.!

Pluma Roja dijo...

"cincela su casa el cangrejo" "busca su Sur, el olvido". Me encantan estas figuras. Bello, muy bello. Hasta pronto.

Mónica López Bordón dijo...

Hola Carlos,

un bello y precioso poema de amor.

Besos
Mónica

Reme Ballesteros dijo...

El verano del mar, solo con leerte, me inundan todos sul olores.

Emilio dijo...

Bonita canción, Carlos, y muy descriptiva.
Saludos