Amigos de este Blog

jueves, 16 de julio de 2009

Como álamos al viento

Más allá de la última palabra, al fondo,
surcamos el amor navegando entre tinieblas,
imaginando, por encima del otoño ilimitado,
la última palabra dada, el último beso ofrecido.
Es entonces, cuando todos los balcones se abren
llenos de yedra esmeralda,
atrapando tu cintura en un lazo al vuelo
y tu pecho despierta
como la misma mañana radiante
cuando nos conocimos.
Contigo, siempre queda un más allá
de los trigales, del mar, del universo,
y mi pulso se enciende y tiembla
como álamos al viento.

Carlos Gargallo (c)

5 comentarios:

Pluma Roja dijo...

Una expresión más que romántica, con mucho contenido. Y figuras profundas. Bello de nuevo tu poema. Hasta pronto.

Amando Carabias María dijo...

El amor es siempre un camino que se recorre a tientas, aunque una luz ilumine el final de la senda, y por tanto siempre hay un temblor que tiene que ver con el misterio y la esperanza.

1mati dijo...

"contigo, siempre queda un más alla"
contigo se llegará..
mi pulso tambien se encendió con tus versos, tan lindos y tan sinceros... el amor en poesía, has hecho con yedras y alamos, y la luz que desprendes tú.
un besazo

Yoyo dijo...

Con la persona que se ama siempre queda un mas alla, caminos por descubrir y disfrutar.
Precioso!!!
Besos
Yoyo

YoSusan dijo...

Precioso poema.
Me gusta mucho tu nueva imagen del blog.
Un saludo