Amigos de este Blog

lunes, 31 de agosto de 2009

La herida oxidada

La luz dura en mí, nada más que media hora, después,
caen las sombras sobre el resto del día
y la noche, me pilla con los ojos cerrados
sumido en una quietud poco usual
para los años que en este cuerpo habitan.
Se apagan todos los murmullos,
se esfuma el rostro de aquellos primeros treinta minutos
como si alguien, por la espalda,
me clavara todos los cuchillos oxidados del mundo
y el paladar se encogiera hasta aplastarme el corazón herido.
Todo es, al final,
una ilusión vana, un cuento
donde ganan los malos,
un rayo que si cesa, porque el cielo mismo
ya no sabe obrar milagros.
En la oscuridad, solo la brasa del cigarro
anuncia que sigo vivo.

Carlos Gargallo (c)

11 comentarios:

Harold Diaz dijo...

Excelente poema, me encantó el final!

Saludos!

Marina-Emer dijo...

Hola Carlos...no se si estas de vacaciones o ya llegaste ...estos dias aunque te dejaba comentario me parece que no estabas.
hoy tienes un post triste ...pero bueno alomejor tu estas alegre ..ojala
un beso
MARINA

MiLaGroS dijo...

Muy pesimista, pero conozco esa sensación. Las personas sensibles tenemos muchos altibajos. Un abrazo

Eris dijo...

y cómo no?... con un corazón herido bajo un paladar aplastándolo, la herida oxidada es "seguir vivo", o tener que seguir vivo muriendo por los cuchillos.
Un abrazo! me gustó lo que has escrito. Nos leemos.

panina3 dijo...

Precioso y triste, pero una realidad de momentos que pasamos en nuestra soledad.-
un abrazo

marian dijo...

Espero que el oxido de la herida no tiña la esperanza de un color inapropiado, y que lo que nunca te falte sea la cicatrizacion a traves de las palabras; tus bellas palabras que describen y contagian tu sentir.
Preciosos tus poemas
Marian

anna dijo...

Sensaciones vividas y nunca olvidadas, oscuridad y soledad en momentos inoportunos. Engaños de la vida y malas jugadas. Como te entiendo amigo.

Besos.

M. Angel dijo...

Carlos, triste poema y grandiosa tu forma de escribir.

Saludos.

Un saxofonista en mi salón azul dijo...

Hola! una de poesía... qué bueno... seguiré investigándote... me gustaron tus letras...
LADY JONES

metro dijo...

No hay duda que sigues vivo, aunque un poco oxidado jajaaj.

Te leo, como suelo decir un poco desde la cuneta. Hoy voy a dejarte unas palabras, muchos te comentan que triste poesía, yo diré que no hay poesías tristes, sólo rimas que describen la vida…
.saludos de un chapuza con las letras…

cabopá dijo...

En la oscuridad estar vivo y soñar el humo del cigarro es la vida que se escapa....Besicos.