Amigos de este Blog

lunes, 5 de octubre de 2009

Demasiado rápido mueren los dias

No dudo que sabrías decirme
cuando te enamoraste,
(no recuerdo yo mi día exacto),
solo tengo en mente
unos ojos de mar
que miraban hacia el mar,
unos labios entreabiertos
como susurros encontrados
y ese olor especial
que, a veces, me trae el viento.

Todo corre tan aprisa;
las nubes, los meses,
la tristeza que se descuelga
entrelazada desde las cuerdas mismas
donde tiendo tu ausencia. Todo.

Las ramas, se empiezan
a desnudar y los pájaros, dejaron
la ciudad en un estado de melancolía,
como si de repente,
fueran las hojas ocres y secas,
pañuelos de despedida
en una estación de trenes a la fuga.

Sin embargo sé muy bien
que el poeta
está obligado a decir más
arriesgándose a dar que pensar
dejando la verdad desnuda y presente.

Cuando tú te enamoraste
yo, ya te aprendí a amar.

Carlos Gargallo (c)

9 comentarios:

Marina-Emer dijo...

tú como siempre nos dejas bonitas poesias y con algo para adivinar en mentira o verdad...es verdad asi es el poeta ..yo tambien lo hago.
UN BESO
mARINA

thoti dijo...

.. bellas imágenes, Carlos.. y estupendamente descritas..

.. un abrazo..

Intro dijo...

Me encanta,
me ha gustado.

saber esperar en el amor...


Saludos.

Un saxofonista en mi salón azul dijo...

El día exacto... y aprendí a amar. Muy sentido y muy bonito, como siempre. Un beso.
LADY JONES

LA CASERA dijo...

ME HA LLEGADO Y MUCHO.
SECILLAMENTE: MAGNÍFICO.

Paloma dijo...

Me ha encantado, en especial el final: "Cuando tú te enamoraste, yo, ya te aprendí a amar"

Saludos.

Lisandro dijo...

Todo sucede tan rapido, y el ritmo es dificil de controlar!!! me encantó este post!

Lisandro dijo...

Todo sucede tan rapido, y el ritmo es dificil de controlar!!! me encantó este post!

Cemanaca dijo...

Precioso sentir, eres un poeta de frases exactas para describir momentos eternos.

saludos converos.