Amigos de este Blog

sábado, 3 de octubre de 2009

Los señoritos, son chicos formales

Los reconoceréis
por su sonrisa con dientes afilados,
mientras en la comisura de sus labios,
resbalan gotas de hipocresía.
Dirán: No te preocupes,
somos tus amigos,
o, lo siento de veras,
!qué me dices, nada sabía!
Saldrán contando alguna batalla
de esas que a ti
nada importa,
y todo para disimular
de que calaña es su traje de lobo.
Mientras estuviste a su antojo
eras el mejor que habían tenido
pero, si un buen día
rompes sus cadenas,
el afilado cuchillo de su lengua
atravesará tus venas.

Carlos Gargallo (c)

9 comentarios:

SANDRA dijo...

Y dos por tres nos encontramos con estos señoritos. Por suerte, conocer buena gente, sincera y de buena madera, nos hace recobrar la esperanza en la amistad.
Buen sábado poeta.
Besitossssssssssssssssssssss.

Un saxofonista en mi salón azul dijo...

La primera vez que escribí un poema desde la rabia se tituló "hipocresía" y aún lo guardo, pero nunca lo muestro. Me gusta leer a los valientes del corazón. Un beso.
LADY JONES

LEON PLATA dijo...

Falaces saludos; fatuas palabras, veneno en sus manos, dagas debajo de la manga, para apuñalear por la espalda...diestra moral de tecnócrata: despedazar al compañero mostrándole amigable cara con sonrisa de diseño... después de pisotear al "amigo" le dicen tal vez con cinismo, tal vez con sadismo:¿en qué puedo ayudarte? ...

Gracias de nuevo poeta Carlos, tu poesía sigue revelando verdades que la hipocresía de estos tiempos se encarga de ocultar; o de enmascarar con sus "dientes afilados"

Un sincero abrazo te ofrezco con clara sonrisa de amigo...

María (lady) dijo...

Como decía alguien
¡si es que tiene que haber de tó!

En una vida anterior
escribí unos cuantos así
y tengo alguno reciente
que, seguro, saldrá a relucir.

Un abrazo y buen domingo.

Antonio dijo...

Buena froma de plasmar una realidad de hipocresía, falacias e intereses ocultos. La amistad se siente, la falsedad se palpa...
Un saludo

LA CASERA dijo...

HOLA CARLOS, ME ALEGRO CADA DÍA MÁS DE CONOCERTE.

el poeta mistico dijo...

Y si habitan esos seres
pero si los calas
dejalos nomás ser
pero que no te lleguen

Ignasi Raventós dijo...

Tal cual me pasó a mi que tropecé con uno de esos y todavía sangran mis venas. ¿Dònde aprenden? ¿ Quién es su dentista?

Andrés Glez. Déniz dijo...

Me identifico con este poema porque coincido con la misantropía que alberga.