Amigos de este Blog

lunes, 1 de febrero de 2010

El valor de la mirada

Pasamos mucho tiempo mirando a la nada.

Creemos que es así, que nadie nos observa,
pero estamos equivocados. Somos la imagen
de ojos que jamás conoceremos,
quedando en sus retinas unos instantes
para pasar luego al olvido.

Nadie es ciego. Nadie.
(los invidentes menos aún, su mirada parte
desde el mismo corazón)

Solo el que no quiere,
se queda ciego toda la vida.

Carlos Gargallo (c)

12 comentarios:

Mery Larrinua dijo...

...sueño y espero encontrarme y reconocer esos ojos que son mi reflejo...
un abrazo

Noesperesnada dijo...

Como dice Charly:
Cuando me mires a los ojos
y mi mirada este en otro lugar
no te acerques a mi,
porque se que te puedo lastimar...

Armando dijo...

La mirada es el espejo del alma.
Me agradó mucho tu frase referida a los invidentes.
un abrazo.

Paseo de Letras dijo...

Invidente es el que mira y no ve.
Precioso.
Abrazos

Mercedes dijo...

Siempre he pensado que aún cuando estamos solos somos el blanco de alguna mirada, porque todo aquel que está pensando en nosotros nos está mirando. Muy bonito poema.
Es para mí un honor tener entre mis seguidores a un poeta Murciano como tú, reconocido como tal en tantas ocasiones. Muchas gracias por tu visita.
Saludos.

Alicia María Abatilli dijo...

No hay peor ceguera que la autoimpuesta.
Debemos mirarnos más, sí señor.
Abrazos.
Alicia

Yo... dijo...

Es Dios claramente el Gran Hermano del universo, es nuestra conciencia que mira en el fondo y te dice cosas al oido

Marian Raméntol Serratosa dijo...

Pues yo creo que hay más ciegos de los que creemos, Carlos, pero jamás se me ocurriría contradecir a un poema, no señor.

Un abrazo
MArian

sandra dijo...

el valor de la mirada que conmueve mas alla del espacio y tiempo,creandonos uno con el otro,sentir que algo en un punto algo siempre nos une.
me hizo muy leerte hoy,lo necesitaba .fue algo magico ,gracias.gracias,gracias¡¡¡

Lola Padilla dijo...

Preciosa entrada, personalmente en una parte de mi trabajo, suelo cerrar los ojos para ver la lesión realmente. En el masaje a veces las manos, el tacto, el calor, dicen más que lo que se puede ver.

Un placer, leerte.

mariarosa dijo...

¡Hermoso!

Te dejo mi admiración y saludo.

mariarosa

AUGUSTO ZORRILLA dijo...

Carlos poeta:
Cuánte necedad existe en quiene no prodigan su mirada por temer dar su alma o la miseria que denotarían sus ojos cuan espejos interiores de los adentros, miran a la nada su vida se hace nada , son ciegos a pesar que se busca su mirada.

Reflexivos versos quie miran más allá.