Amigos de este Blog

miércoles, 16 de junio de 2010

Hacia el dardo en la diana / a la mujer Palestina

Me pregunto si sabes leer el lenguaje de los ojos,
La pasión perdida por el devenir de la vida
Que se ahoga entre los escombros
De una ciudad de niños muertos entre tus brazos.
No tengo la menor idea,
Pero intuyo que sigues ahí, al pie mismo de tu lucha.

Haz de ese crujido, el ideal, lo eterno.
Deja el primer y último grito de cada año.

Tú mujer, tú, palestina arqueada hacia lo eterno.
Cierra los ojos.


Y salta sobre el amor seco,
Sobre la muerte.


Sobre la pizarra negra de tus propios valles.

Sabes mujer...
El mundo se engendra a sí mismo, sin remedio.
Ellos pueden cortarte hasta tu cabello
Mil, un millón de veces
Pero tú sabes hacerlo crecer
Horadando la tierra hasta llegar a los mismos huesos
Que duermen en la esperanza
Para que alguien como tú,
Sin banquetes, sin desierto alguno,
Ponga donde los muertos
Guirnaldas de vida, de esperanza y vida
Más allá de la locura cotidiana.

En vos confío.


Carlos Gargallo (c)

4 comentarios:

josefina dijo...

Precioso este poema, a la mujer Palestina. Cuantas cosas pueden decir unos hojos.
Un abrazo

Mercedes dijo...

Bello homenaje a la mujer palestina y, por extensión, a todas las que padecen por eso, por ser mujer.
Un abrazo.

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Bella Poesia en homenaje a la sufrida mujer Palestina, a esta Patria tan castigada.
Un abrazo, desde Valencia, Montserrat

Tu poetiza dijo...

Muy bonito poema, sin duda los ojos pueden decir mil cosas, lo difícil es saber interpretar lo que nos dice una mirada constante o fugaz.