Amigos de este Blog

sábado, 19 de junio de 2010

Inventario

He tirado la casa por la ventana.
Luego, la ventana también.

Me he quedado solo con el hueco abierto,
-espacio multicolor sin barrotes grises y mugrientos-.

He tirado de mis orejas
por si ya no cumpliera más años.

Me he quedado con el susurro de los pájaros.

He tirado de la manta
que espanta tanto al encanto.

Me he quedado pensativo...
suspendido  y pensativo
en el amor náufrago.

Me quedaré aquí sentado
en el solar desolado,
en las pestañas ardientes
                           de este sol de verano,
y miraré en los bolsillos
por si acaso me quedara
algo más para tirar
                       o dejar en el inventario.

Carlos Gargallo (c)

10 comentarios:

Mercedes dijo...

Hermosa manera de hacer inventario. Creo que te seguiré, yo también lo necesito.
Un abrazo.

María Arteaga dijo...

Hola Carlos.

Me apunto a ese inventario.

Una ventana sin ventana, solo un hueco...un espacio libre.

Feliz fin de semana. Besos

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

CARLOS ES PRECIOSA LA POESIA.

PERO POR FAVOR NO TIRES TUS POEMAS, CONSERVALOS.

UN ABRAZO, Montserrat

MiLaGroS dijo...

Aunque lo tires todo no conseguirás tirarte tú ni tirar tus bersos cada vez mas hermosos.
Un abrazo

Elvis Alejandro Zorrilla Rojas dijo...

Jamás se tira unos versos al agua, los versos son saetas que van directo al corazón.
Realmente me me encanto "inventario".
....me he quedado pensativo...
suspendido y pensativo
en el náufrago.
Es la parte que mas me impactó, espero que leas algunos escritos mios en el que también apreciaré y conservaré algún comentario tuyo.
Saludos.

Clara Schoenborn dijo...

Saludos poeta. Me ha gustado tu estilo, pues tiene un sello propio.

lidia dijo...

que pensamientos claros,y sentidos,he leído,seguidor,porta de verdad,es un placer haber leído algo tuyo!
un saludo gracias
lidia-la escriba

Manel Aljama dijo...

Me gusta leer tu poesía que siempre es muy cuidada, como esas joyas delicadas y montadas donde las piezas encajan gracias a la habildad del maestro. Si además está al alcance de un lector medio, entonces tenemos que tener sana envida.

usas muy bien imágenes, comparaciones, paradojas, metáforas.
Nada más empezar: "la casa por la ventana... la ventana también"
sigues con "la manta que espanta al encanto" y para concluir te preguntas si "queda algo para tirar o dejar en el inventario".

Y en el trasfondo: el amor náufrago, el del que tan sólo se tiene a sí mismo y se va tirando, desprendiendo de todo y duda, en cada elemento entre dejarlo o que se quede en el inventario.

Saludos

ufff43 dijo...

Me ha encantado descubrirte.... con tu permiso te seguiré

Un abrazo plagado de sonrisas

Camino del sur dijo...

Eso es, hay que tirarlo todo fuera, no dejar que algo se muera

Abrazos