Amigos de este Blog

martes, 29 de junio de 2010

Por la casa cerrada

Por la casa cerrada,
la "Mamma Morta"
retumba entre blasones
y cuadros empolvorizados
sobre el viejo papel,
entre humedad siniestra
que enciende todo la penumbra del mundo.

El silencio de los  pasillos,
el ruido de los desvencijados muebles
es una canción siniestra y fría.

Pareciera que todos los átomos
se concentraran
en  los rincones,
en  todas las telarañas.

La desazón confirma el ocaso
y los cúmulos se adueñan de la tarde...

Un perro llora en la cercanía
y un pañuelo escurre lágrimas de desahogo.

Carlos Gargallo (c)
                           del poemario "Maneras de morir"

5 comentarios:

Mercedes dijo...

Pues sí, es esta una manera de morir muy triste y lenta, aunque ¿hay alguna alegre?
Un abrazo.

María Arteaga dijo...

Mercedes tiene razón, es muy triste.

Pero la muerte es triste.

Un beso vivo

J.Lorente dijo...

Qué desolador... Más que una Muerte me parece el rastro de Muerte que la Muerte deja, la Desolación y el Abandono del Adiós.

Hoy has llenado tu casa de bellas penumbras.

Un Abrazo, Carlos.

Ángeles FERNANGÓMEZ dijo...

Me gusta, Carlos. Crea una desazón interior que, supongo que es lo que el poema pretende. Llega, me llega.
Un abrazo

Erato dijo...

Bellísimo poema. Tiene todos los ingredientes del drama y acompañado por María Callas bajo el dolor.Magnífico.Un abrazo