Amigos de este Blog

miércoles, 12 de octubre de 2011

Cartas al corazón

Hola, ayer me ingresaron en el hospital, un pequeño susto que todos creyeron, se debía al corazón. Al final, no ha sido nada. Así pues os dejo un poema, y que siga la vida.

Cartas al corazón

Aquél vago creyó que era su hora,
incluso suplantó a mis pulmones
queriendo ser protagonista
de amarillos-ambulancia
y carreras por los pasillos.

De que manera he de decirte, corazón mío,
que aún no es tu hora,
que me queda mucho por decir,
mucho por escribir, por amar y cantar
hasta debajo de las viejas farolas.

Date cuenta, querido, que tu palpitar,
-caracola sonora en sus adentros-,
son los millones de versos
que quedan por descubrir;
no vengas ahora a interrumpir
ese dilatado momento,
que hay  para  bastantes conciertos.

Corazón, con todo ídem,

 firmado:

"Las ganas de vivir"


Carlos Gargallo (c)





20 comentarios:

Mediterráneo dijo...

Es el motor, la válvula mas perfecta y quizás el mas olvidado, entre prisas y menudencias.

Su llamada de atención, solo quiso decirte que puedes seguir contando con él.

Me alegro que solo haya sido un sustillo, que te mejores. Que aún te queda mucho por escribir en su compañía.

Un abrazo

Gemma dijo...

Me alegra que no fuera nada y me encanta la carta, esperanzadora y preciosa! Un fuerte abrazo!

J.Lorente dijo...

Me alegra saber que todo ha sido un susto.

Lo que te voy a decir, ya sé que no es demasiado halagador... Uno siempre tiene algo más que decir. La Muerte nunca llega en el mejor momento.

Tu Poema, como siempre, me ha encantado.

Un Beso de Todo Corazón, Carlos.

Lapislazuli dijo...

Que suerte que solo fue un susto, genial lo que le has escrito a tu corazon. Cuidate. Un abrazo

Isabel Martínez Barquero dijo...

Ay, Carlos, me alegro que no haya sido nada, que todo se quedara en un susto.
Muchos besos y cuídate, por favor.

TALIÁ dijo...

hola: feliz reencuentro de nuevo con la vida, después de un buen susto que aveces nos da nuestro pequeño cuerpo,
de vez en cuando nos avisa de los excesos y y mal cuidado que lo tenemos, pensamos que es para siempre y no nos damos cuenta de lo frágil y vulnerable que es asta que se declara en huelga, cuídate mucho un besote taliá.
el poema precioso y muy enternecedor, me a encantado.

María dijo...

Carlos: me alegro que solo haya sido un susto. A cuidarse, mimate y abraza tu corazón. Un fuerte abrazo.

Pili Ruiz dijo...

Buenos días Carlos, Preciosa carta al corazón. Me ha encantado. Muchas gracias por pasearte por mis letras murcianico y por la felicitación por mi Santo.
Un cálido abrazo desde Granada para Murcia

^____Pili_____^

M.Flores dijo...

Amigo carlos es estupendo que seas tan positivo en momentos claves, eso ayuda mucho. Y que tengas el valor de escribir un poema precioso cuando la vida parece estar en vilo eso se parece a componer un nocturno titulado "las ganas de vivir"

A recuperarse bien y besos.

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Claro que si, le queda mucho tiempo al corazón para latir.
¡Vivan las ganas de vivir!.
Besos, Montserrat

Mª Teresa Sánchez Martín dijo...

Felicidades por esa pronta recuperación. Deseo que sean muchos y grandes los "conciertos" que de tu corazón.

Saludos
Teresa

Gloria Reyna dijo...

¡Que bello poema a la vida y que verdad cuánto queda por decir! No hay que perder tiempo escribe te leo.
Cariños y me alegro que todo haya quedado en pura ganduleria.

Cabopá dijo...

Pues, me alegro amigo que todo haya quedado en un pequeño susto.

Tu poema una alegoría a la vida...
Besicos.

Rosa Cáceres dijo...

No sabes lo que me alegra que no haya sido nada. He disfrutado cada verso de tu poema porque derrocha esas ganas de vivir que le dan título.

Un abrazo

Rosa dijo...

Hola Carlos, quizá tu corazón tuvo celos de tu alma al ver que a ella es a quien más desnudas y quiso ese día ser más protagonista, por suerte, no se pasó con el toque de atención.
Un saludo.

Luis Nieto del Valle dijo...

Me alegro de que sólo haya sido un susto. Los hospitales deprimen un poco. Esto escribí la última vez que pasé la noche "En el hospital":

Es el hospital. Y pasan
lentas las fugaces horas
de la vida. Pasan
entre sus puertas las veloces
horas de la muerte lenta...

Luego continué el poema en otro momento, y lo fastidié del todo.
Bueno, un abrazo

Santa dijo...

Bicho malo nunca muere... jajaja

Un Abrazo

Heuristica dijo...

TENER POR DESTINO EL PALPITAR DE LOS MILLONES DE VERSOS AUN POR DESCUBRIR¡¡ FELICITACIONES POR ESTAS GANAS DE VIVIR.

Heuristica dijo...

TENER POR DESTINO EL PALPITAR DE LOS MILLONES DE VERSOS AUN POR DESCUBRIR¡¡ FELICITACIONES POR ESTAS GANAS DE VIVIR.

ArteDeAmar dijo...

Hola Carlos, un gusto conocerte, gracias por visitar mi espacio.
he venido a leerte y me ha gustado tu poesia, te seguire para continuar leyendote ;-)
Te falta mucho por escribir, asi es que a cuidar ese corazon que de alli viene la inspiracion.
Besitos de Arte.