Amigos de este Blog

viernes, 30 de marzo de 2012

Muerte del paraiso




Todo se volvía lentamente claro, limpio,
ante esa imagen de paisaje recién amanecido.

El alma se escondía
como se esconden los niños asustados
junto a las faldas de una madre.

La luz, era el dios que daba vida
ante una miríada de ojos cerrados.

Jamás pensaron en el tiempo gris,
en la próxima tormenta
que les privaría de ese idílico mundo.

Entonces,
los ángeles, volvieron a los cielos
y el Hombre,
                 quedó inmensamente solo.



                            Carlos Gargallo ©

3 comentarios:

enletrasarte(Omar) dijo...

qué sensación, qué soledad
saludos

CHARO dijo...

Me gusta y me quedo con:"jamás pensaron en el tiempo gris,en la próxima tormenta que les privaría de ese idílico mundo" .............es mejor no pensar en lo que nos puede venir, hay que disfrutar del paisaje idílico del mnomento a tope.Saludos

maria dijo...

así es