Amigos de este Blog

miércoles, 6 de febrero de 2013

He aquí, la sal de la vida 

A ti, que no sabías que existo, en donde las miradas son radiantes discos de luz indescriptible.
A ti, donde el mundo cobra conciencia que hay más vida, y no solo tristeza.
¿Cómo mostrarte las estrellas, si cada vez que anochece,
creas el camino de la partida?

El mundo donde te busco
es un mundo radiante de árboles y amaneceres, de amapolas
en una canción desbordada de jilgueros y emociones.

Opongo a la vida la verdad del vacío.
Mis orillas no tienen agua.
Tú, eres río.

He aquí, la mujer.
Aquí la sal de la vida.

La sonrisa hecha canto, bálsamo del dolor
de quien tiernamente se estremece mirándote
sin querer que se escape
el siguiente minuto que respiras.

Tú, iluminando los dorados atardeceres.

Carlos Gargallo (c)

10 comentarios:

Dora Forletti dijo...

Carlos, me ha encantado tu poema , dond brilla el amor en todo su esplendor aún a pesar de la tristeza o la deseolación.
Un abrazo y mis felicitaciones, querido amigo.

AZUL

Dora Forletti dijo...

Carlos, me ha encantado tu poema, un amor maravilloso lleno de esplendor que opaca las tristezas.
Un abrazo y mil felicitaciones, amigo.

AZUL

Anónimo dijo...

Os digo una cosita, si no estuviera enamorada a tus pies rendida...me dejas sin habla. Mío cid siempre.

PMPilar dijo...

Otra canción desbordada en tinte romántico.
Sobre todo el poema, escojo la tercera estrofa, tan definitoria.
"Opongo a la vida la verdad del vacío.
Mis orillas no tienen agua.
Tú, eres río".

Muy buena, Carlos

Abrazos

paco kali dijo...

Tentar a los sentimientos para
saber que la sal la tienes enfrente
pero la vida no te la da, tienes
que cogerla, mirarla, acercarte a
ella para soportar que la puedes
o no coger.
Bonita poesía, cada vez que la
he leído le he encontrado un
sentido, y eso me gusta mucho.
Un fuerte abrazo

CHARO dijo...

Un poema precioso y lleno de romanticismo.Saludos

Milady M. dijo...

las palabras son el respiro del alma y el masaje que nos relaja para expresarnos con la dulzura que se lleva dentro....

felicidades por tus poemas tan alentadores... con cariño desde uno de mis blogs cara interior!!

Ceciely dijo...

Divina poesía Carlos!!! que cosas más lindas y sabias dices.."Opongo a la vida la verdad del vacío.
Mis orillas no tienen agua.
Tú, eres río."
La sal de la vida que en los brazos del amor se vuelve dulce…
Eres un poeta y de los buenos.
Feliz semana y feliz día de San Valentín junto a "la sal de tu vida".
un abrazo

mati dijo...

que bonito... la sonrisa hecha canto.. precioso poema¡
un saludo

Preste Juan dijo...

Me alegra verte de nuevo "en acción". Y "me llena" leerte... como suele ser habitual.
Un abrazo.