Amigos de este Blog

martes, 24 de febrero de 2009

Desvarío del sueño

I

Las luminarias de la noche
no son sino el infierno prendido
en los aconteceres del sueño,
la bruja entronada y la desidia
del tener un manto de plomo
sobre el cuerpo tendido,
indefenso, cautivo de los brazos
del Morfeo más inhumano,
ese que no deja ni a un solo músculo
hacer a su antojo.

II

Las pesadillas de la madrugada
en vuelven el cuello en la horca
del más absoluto absurdo
y remuerde las venas en los abismos
del deseo extirpado.
Más todo esto que os cuento,
es canto de gallo prometido.

III

La luz renace de entre las sombras
mientras clava su puñal de pureza;
un suspiro traspasa la casa toda,
salta por la ventana buscando alcanzar
el agua fresca y limpia
de cualquier fuente hasta agotarla.
Es cuando en realidad
los párpados ya no se resisten
a dejar que las lágrimas caigan.
La pesadilla de la noche
da paso al día.

La nueva noche
acecha la cama vacía.

Carlos Gargallo (c)


7 comentarios:

Shanty dijo...

Me encantan tus poemas. Me encantaría me dieras tu opinión del que recientemente colgué en mi entrada.
Saludos.

Abril dijo...

Carlos, descubro una gran sensibilidad en tu corazón... una sensibilidad que sale por los poros... para mí, el día de hoy es 'La luz renace de entre las sombras'.

Abrazos.

Abril

Natalia Astuácas dijo...

Carlos, poeta amigo, que duro... ese texto lleno de melancolía... comparto mucho de tus letras...
Un fuerte abrazo como siempre.

toñi dijo...

Es muy intenso pero triste, desde aquí he podido sentir esa cama vacia.
Un beso

Cecy dijo...

Este poema, que habla de el el poderoso y ansiado Dios del sueño, mi amado Morfeo, que hemos estado peleados mucho tiempo, pero a vuelto a mi con sus brazos mas fuerte.
Me encanto.
Besos.

Laura Gómez Recas dijo...

Me ha gustado mucho, Carlos. Es una reflexión poética que trasciende. El mundo de los sueños es trascender. En tres tiempos... y el final... el final, casi resulta amenazador.

Un abrazo
Laura

salvadorpliego dijo...

Excelso e impecable el poema. Un verdadero placer estar en tu blog. Saludos.